Convence a una PYME para que te patrocine individualmente

Convence a una PYME para que te patrocine individualmente

Eres deportista y buscas patrocinio individual, ¿qué tienes para ofrecer y qué puedes argumentar a un empresa mediana o pequeña para que te patrocine?

Antes de entrar en faena, una vez más vamos a resaltar la importancia de la posición en la que nos colocamos a la hora de afrontar una negociación por un patrocinio deportivo individual. No estás pidiendo, estás ofreciendo. El patrocinio no es limosna.

Recordado esto, ¿qué tienes para ofrecer?

Lo que ofreces

En primer lugar, tu marca personal. Tienes una reputación, la gente te asocia a unos valores, unas características, unos atributos que, en el caso de asociarte a la marca, automáticamente van a resaltar esas mismas cualidades de sus productos y servicios.

Tu marca personal te ha hecho tener una visibilidad y unos seguidores, eres referente o influyente para la gente que practica tu deporte, lee sobre ti o te sigue en redes sociales. Esta gente, con un perfil demográfico definido puede permitir al patrocinador llegar a su público o ampliarlo si se trata de un público que podría consumir la marca pero al que aún no llegaban.

En segundo lugar, la activación de ese patrocinio. Tienes para ofrecer tu propia imagen, pero también tu capacidad de diseñar soportes, crear contenidos o realizar experiencias que ayuden a transmitir todo eso que la marca quiere hacer llegar al público.

Ventajas del patrocinio deportivo individual

Y por último, tienen todas las ventajas que ofrece un patrocinio deportivo individual frente al patrocinio de clubes o deportistas tan reconocidos, o frente a las campañas de influencers o microinfluencers que nos bombardean a diario.

Para empezar, le damos a la marca la posibilidad de diferenciarse y destacar. No se trata de una marca más de muchas, es nuestro patrocinador.

Para poder ofrecer esto, tienes que tener cuidado con el número de sponsors que tienes. Busca el equilibrio y no aceptes muchos patrocinadores con poca aportación, o muchos acuerdos por contraprestación en especie, y no caigas en hacer demasiadas campañas como microinfluencer, tienes que dejar hueco para que tu patrocinador, el de verdad, el que te importa, pueda diferenciarse y destacar del resto.

Otra ventaja o argumento importante que debes transmitir a tu patrocinador, es ser relevante, ya no hacia fuera, sino hacia ti, para tú proyecto. La gente quiere dejar huella, y el saber que tiene la oportunidad de transformar cosas, situaciones. Hazle ver a tu patrocinador que su aportación es relevante porque puede cambiar tu vida deportiva. Te va a permitir competir más, entrenar y cuidarte mejor, tener más y mejores medios, aumentar tu visibilidad…

Como consecuencia de esto, como deportista vas a sentirte más involucrado y conectado con la empresa, así como también agradecido. Otra ventaja importante, porque esa conexión va a ser mayor que en otros acuerdos de patrocinio que puedan tener. Eso se va a notar en tu mensaje, en los contenidos o la publicidad que realices, va a ser más sincera y vas a transmitir más confianza.

Importante aquí no olvidarte del patrocinador después de la firma del acuerdo, trata de que haya una comunicación fluida. Infórmale de tus competiciones, de tus logros, etiquétale en tus publicaciones, compártele tus entrevistas, visita la empresa y ten algún detalle, además de cumplir con lo pactado.

En un patrocinio deportivo individual, la relación patrocinador-deportista es más cercana. El empresario, el departamento de marketing, todos y cada uno de los empleados, serán un nuevo seguidor tuyo. Seguidor? No, aún más, se sentirán parte de tu equipo, sentirán que tus logros deportivos son logros de toda la empresa.

Hazles sentir así. No todos los días la gente tiene la oportunidad de participar en un europeo, un mundial o unos juegos olímpicos. Patrocinarte a ti, va a hacer que lo vivan casi como si estuvieran allí. Y no se trata solo de vivir la experiencia contigo, sino de que todo el personal tiene un deseo común, por lo que favorece la cohesión entre los empleados.

Y por último, el dinero. El patrocinio de deportistas individuales es más accesible, es más barato. Sí, evidentemente el patrocinador te dirá que el coste es menor porque la repercusión y el impacto es menos. Hazle ver que eso le permitirá invertir más en la activación del patrocinio y en la difusión de la campaña con publicidad pagada. Aunque aumente aquí el gasto, puede seguir teniendo mucho más, por menos.

La pregunta clave

¿Has escuchado alguna vez el dilema ese de, qué prefieres ser: cola de león, o cabeza de ratón?

Se trata de eso, si el patrocinador no tiene un presupuesto como para ser cabeza de león, es mucho más interesante ser cabeza de ratón. En este caso, cola de león es ser un sponsor más de un club o de un deportista con alta visibilidad, pero demasiados patrocinadores y marcas colaboradoras. Cabeza de ratón, es ser patrocinador principal de un deportista individual a quien puede ayudar a transformar su carrera deportiva y lograr grandes cosas juntos. Quien elija al ratón, te patrocinará.

Deja una respuesta