¿Qué es la marca personal deportiva?

¿Qué es la marca personal deportiva?

La marca personal es nuestro ADN comportamental: como pensamos, actuamos, nos relacionamos y comunicamos. Eso que hacemos, y que es interpretado, por otros y por nosotros mismos, y por lo que se nos posiciona, juzga, etiqueta, identifica. Todo el mundo tiene, no es algo que se crea o se destruya, es continua en el tiempo, pero sí que se puede gestionar, potenciar, desarrollar…

Todo el mundo gestiona ya en su día a día su marca personal, pero la mayoría lo hacen de manera inconsciente, instintiva, y otros simplemente pisotean su marca personal por aquello de querer agradar a todo el mundo, encajar en todos los moldes. 

La gestión de la marca personal es un proceso en el que se junta el desarrollo personal, la estrategia empresarial, el marketing y la comunicación, con el objetivo de posicionar a las personas en la mente de sus clientes como la opción preferente. 

Presente y Futuro

Si tenemos en cuenta el perfil de un deportista de al nivel, al trabajar su desarrollo personal y estrategia empresarial estaríamos hablando de la reorientación deportiva tras la vida competitiva. En la fase de autoconocimiento se redescubren talentos olvidados, se identifica la misión de vida, se analizan los recursos con los que se cuenta. Todo eso se transforma en productos y servicios, que se convertirán en tu futura profesión. 

Esos mismos productos y servicios pueden convertirte en asalariado o en emprendedor, incluso en ambas, lo importante es diseñar un modelo de negocio con diversas vías de ingresos que te aporten estabilidad económica durante tu vida deportiva y se transformen en un futuro profesional tras la retirada de la competición. 

Sponsorización

Dentro de esas vías de negocio está el patrocinio deportivo. Lo primero que busca un patrocinador en un deportista, según el Barómetro de Patrocinio, es identificación de marca, transmisión de valores. Es decir, que la empresa o el producto, al asociarse con el deportista, adquiera todos esos valores, características y atributos que el deportista representa. 

Pero para que esa vinculación sea clara, tanto para el patrocinador a la hora de escogerte, como para el público y clientes que son los que finalmente tienen que entenderla, es necesario que, como deportista, tengas trabajado ese posicionamiento de tu marca personal de una forma contundente, que sea aceptado para todos que tú representas esos valores o características.

Además, la gestión de tu marca personal no sólo te ayuda en el patrocinio con la conexión e identificación con la empresa patrocinadora, sino también en la activación de ese acuerdo. Trabajando todas esas vías de modelo de negocio, estarás diseñando también distintas opciones de activación de dicho patrocinio, sabrás qué ofrecer más allá de un logotipo en la camiseta. De esta forma, te pondrás en valor y lo afrontarás como un acuerdo entre iguales que intercambian dinero por servicios. 

Visibilidad

Tener claro quien eres y qué quieres será clave para estructurar tu discurso y trabajar en tu posicionamiento y gracias a eso, además de conectar con tus públicos también lograrás trascender, que la gente se acuerde de ti y te asocien a tu deporte, a tus logros deportivos, y a lo que aportaste a la sociedad. Durante la gestión de tu marca personal deportiva, serás proactivo en tu visibilidad y la trabajarás en sus tres vertientes: presencial, digital y mediática. 

Prepararás en un elevator pitch, una presentación ante nuevos contactos; un storytelling atractivo, tu historia contada para conectar con tu público, y plantearemos estrategias sobre los sitios y eventos a los que acudir y donde coincidir con posibles patrocinadores, responsables de instituciones, periodistas…

Transformarás ese posicionamiento y estrategia en contenidos y mensajes a publicar en tus redes sociales de forma programada y no por impulsos. También  cuidarás tu presencia online eliminando posibles residuos de tu huella digital, completando tu perfil en wikipedia e incluso diseñando tu propia página web. 

Y no nos olvidemos de la presencia en medios de comunicación, que además de llegar a un público amplio, nos da autoridad, porque hay un tercero, el periodista, que habla positivamente de nosotros. Las redacciones deportivas de los periódicos están muy centradas en el fútbol y desconectadas de la realidad de otros deportes, o solo al tanto coincidiendo con grandes competiciones. Mantenerles informados, ya sea con listas de difusión en whatsapp, menciones en redes sociales o envío de notas de prensa, hará que aumente tu visibilidad. 

Ser elegidos

Porque el camino para que te elijan está claro: conocido, reconocido, recordado y elegido. Por eso debes hacer saber que existes, lo que puedes aportar, estar siempre presente o cerca de tu cliente, para que se acuerde de ti en el momento de plantear opciones y que finalmente te elijan porque tengas clara tu propuesta de valor. 

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta