Personal brander, no representante

Personal brander, no representante

Una de las confusiones que más genera en el mundo del deporte esto de la consultoría de la marca personal es que la gente asocia o iguala al personal brander con el agente o representante. Y no tiene porqué. Vamos a desarrollarlo.

La diferencia

Conocer tu marca personal, identificarla para poder posicionarla y saber cómo rentabilizarla, no tiene nada que ver con realizar ninguna labor intermediaria ya sea con patrocinadores o con clubes.

Eso no significa que no haya agentes que no te ayuden a desarrollar tu modelo de negocio, y a aumentar tu visibilidad, pero la gran mayoría lo hacen gracias a su experiencia, y desde el marketing tradicional, aquello de hacer lo correcto y replicar modelos. Eso sí, la relación estrecha y cercana hace que cada vez se conozcan mejor y sí que puede potenciar su marca personal, pero sin un programa, una estructura ni un tiempo definido.

Cuando hablamos de marca personal, recordad que no buscamos lo correcto, sino lo auténtico, y que el punto de partida es el conocimiento profundo de la persona en cuestión, para ver qué vamos a potenciar de todo lo que ya tiene. Es un proceso, con una metodología, que en unos 90 días te pone en órbita para que empieces a recoger todo lo que siembras. 

El proceso de gestión de marca es un diagnóstico y un punto de arranque, a partir del cual puedes ir solo/a o acompañado/a, pero al menos ya conoces tu negocio como deportista y las vías para rentabilizarlo, y además, tienes claro cuáles son tus puntos fuertes, tu argumentación, y sobre todo, cuál es tu propuesta de valor.

Trabajo en equipo

Saber de marca personal, de coaching, de marketing, de comunicación, de patrocinio, de social media, y tener una buena agenda de contactos tanto en clubes, medios de comunicación y empresas, quizás es demasiado para una persona si hablamos de ser realmente experto en cada una de esas áreas. Es mucho mejor trabajar en equipo. 

A día de hoy, en marcapersonaldeportiva.com trabajamos con Go Sharing Dream y alguno de sus deportistas representados. Nuestro trabajo es el pilar en el que se va a asentar esa estrategia del deportista, de su modelo de negocio, de su captación de patrocinio y de su visibilidad. 

Lo ideal es que un consultor de marca haga el trabajo inicial, que un agente haga toda la parte de ejecución de la estrategia y que una persona de comunicación lleve la parcela de medios de comunicación y social media. Por eso las agencias grandes funcionan bien porque trabajan como un equipo multidisciplinar.

Los tres roles son necesarios, el personal brander diagnostica y diseña la estrategia global, la persona que hace de agente se encarga de las relaciones externas y de ejecutar la estrategia de negocio, ofertando los productos y servicios; y la persona que se encarga de la comunicación ejecuta la estrategia de visibilidad.

Problemas para deportistas de disciplinas minoritarias

Sin embargo, ahora mismo existen dos problemas.

Por un lado, no hay agentes disponibles. Hay pocos representantes que quieran dedicarse a trabajar con deportistas minoritarios, porque no son un modelo rentable. Hasta que no logran grandes éxitos deportivos, hasta que no alcanzan una visibilidad alta, los deportistas no generan ingresos por lo que sea interesante la comisión de los mismos.

Y este es el sistema que tenemos hasta ahora. Un deportista entrena, compite y hasta que no consigue logros y visibilidad no depierta el interés de un agente que llegue a grandes marcas y así pueda generar ingresos para vivir exclusivamente del deporte. Y lo triste es que, cuando esto llega, ya casi está cerca la retirada.

Y por otro, ¿qué deportista minoritario puede asumir esta inversión en equipo humano desde el principio? Apenas unos pocos, porque su mayor preocupación suele ser tener dinero para reinvertirlo en la mejora de su rendimiento, en la participación en competiciones internacionales que le ayudan en su progresión, o, simplemente, en sobrevivir haciendo lo que más les gusta.  

La solución

Para romper con este sistema, es para lo que estamos los personal brander. Trabajar tu marca personal es el primer paso por el que empezar, ser consciente de tu marca, de cómo posicionarla, de cual es la propuesta de valor que vas a transmitir y desarrollar vías para generar ingresos. 

Trabajarás en ti, y en tu profesión de deportista para poder rentabilizar antes tu profesión, aumentar tu visibilidad y también llamar antes la atención de representantes y grandes marcas. 

Gestionar tu marca personal es una vía alternativa para acelerar todo este proceso y aprender a vivir por ti mismo/a del deporte. Cambiarás el tiempo que dedicas a segundos empleos por desarrollar tu profesión de deportista. 

Fórmate en marketing y comunicación para deportista

Para poder vivir del deporte debes verte como un emprendedor que desarrolla su negocio. Quién eres, qué ofreces, por qué te van a elegir a ti, cómo relacionarte, cómo generar contenido atractivo… Todo eso es marketing y comunicación, y en marcapersonaldeportiva.com, queremos acompañarte para que lo consigas, ya sea con nuestros procesos de mentoría individuales o grupales o con los cursos online que vamos a ir lanzando en los próximos meses. 

La intermediación necesaria

Ojo, que tu sepas gestionar tu negocio, no significa que no necesites ayuda. Seguro que has escuchado y leído ese proverbio africano que dice: “Si quieres llegar rápido, ve solo; si quieres llegar lejos, ve acompañado”. 

La figura del intermediario es necesaria, principalmente por la posición desde la que se negocia. No es lo mismo que hables tú, “necesitado”, que un representante “ofertando un producto y servicio”. La posición de fuerza, aunque sigue teniendo el poder el patrocinador porque es el que tiene el dinero, se iguala más frente a un representante que frente al beneficiario directo. 

Lo ideal sería alguien profesional, que entienda el funcionamiento de las empresas y tenga una perspectiva del mercado, claridad respecto a las necesidades y las sinergias, y conozca nuevas fórmulas y tendencias. Pero si no consigues convencer a nadie, por lo que te decía, porque igual creen que inicialmente no les eres rentable, siempre puedes comenzar contando con alguien de tu entorno, a quién le des las pautas que hayas aprendido trabajando tu marca personal. Una vez me comentó una deportista que pensó en crearse una dirección de email falsa desde la que enviar las propuestas, para que la tomaran con más seriedad. 

Y recuerda, por mucho intermediario que te ayude, la gestión de tu marca personal es tuya, no todo vale por un patrocinio, debes seguir fiel a tus valores, a tu posicionamiento de marca, a tu estrategia. No pienses que por tener un intermediario ya puedes cruzarte de brazos, es un trabajo continuo y en equipo.

Servicios de intermediación

Para los deportistas con los que trabajamos su marca personal, nos ofrecemos como intermediarios. Ya que les ayudamos a diseñar sus productos, servicios, propuestas de patrocinio, vamos un paso más allá y llamamos a las puertas de algunas marcas que conectan con ellos. Pero solo hacia el patrocinio, no hacia los clubes, por eso no creemos encajar con esa etiqueta de agente o representante. 

Deja una respuesta